(+34) 986 33 66 97 info@neuroline.es

Descripción técnica

En la actualidad, la lesión cerebral hipóxico-isquémica neonatal es la principal causa de los déficits neurológicos en neonatos. Es por ello que la detección temprana de este tipo de lesiones tiene un valor pronóstico muy importante. La técnica idónea para evaluar el estado del sistema nervioso central del paciente en una Unidad de Cuidados Intensivos es la monitorización de la función cerebral a través de la Electroencefalografía de Amplitud Integrada (aEEG).

Neuromonitor está diseñado para la monitorización a largo plazo de aEEG y para el control de las funciones cardiacas y respiratorias (respiración, saturación de oxígeno, electrocardiograma). Debido al sencillo sistema de adquisición, el resultado del examen puede ser interpretado por el neonatólogo sin involucrar al neurólogo. Sin embargo, si se requiere, Neuromonitor se puede transformar en un sistema completo de EEG de primera clase.

Además del diagnóstico de anomalías del sistema nervioso central en bebes nacidos a término, y la evaluación y control de la maduración cerebral en prematuros, Neuromonitor también se utiliza para evaluar el estado del SNC en adultos que se encuentren en las unidades de cuidados intensivos.

 

 

Aplicaciones de la monitorización de la función cerebral.

UCI Neonatología

Evaluación de la maduración cerebral en neonatos a término y prematuros.

Diagnóstico y pronóstico de encefalopatía hipóxico-isquémica neonatal (EH).

Detección de convulsiones (simple, múltiple, estatus epiléptico) y también evaluación de la eficacia de fármacos antiepilépticos.

Evaluación del ciclo sueño-vigilia como pronóstico de un resultado neurológico favorable.

Control de los lactantes sometidos a hipotermia terapéutica

Cuidados Intensivos Adultos

Lesión cerebral traumática.

Detección estatus  epiléptico.

Estimación eficacia anestesia.

Vaso espasmo

ACV

Coma